Richie Ray y Bobby Cruz - Los Reyes de la Salsa

La historia de Ricardo Rey y Bobby Cruz, Los Reyes de la Salsa. Contada por Bobby Cruz. V

Una de nuestras páginas favoritas sobre la salsa salsaconestilo.com ha conseguido que Bobby Cruz les cuente, de primera mano, su historia junto a Richie Ray, la historia de Los Reyes de la Salsa.

Una historia llena de trabajo, amor por la #salsa, fé y salsa, mucha salsa.

Esperamos que como salsero, la disfrutes igual o más que nosotros y damos la gracias, una vez más a nuestros admirados amigos de Salsa con estilo.

 

La historia de Ricardo Rey y Bobby Cruz, Los Reyes de la Salsa. Contada por Bobby Cruz.

 

La historia de Ricardo Rey y Bobby Cruz, Los Reyes de la Salsa. Contada por Bobby Cruz.II

 

La historia de Ricardo Rey y Bobby Cruz, Los Reyes de la Salsa. Contada por Bobby Cruz.III

 

La historia de Ricardo Rey y Bobby Cruz, Los Reyes de la Salsa. Contada por Bobby Cruz.IIII

Richie Ray y Bobby Cruz - Los Reyes de la Salsa
Richie Ray y Bobby Cruz – Los Reyes de la Salsa

La conversación con Dios

Al cabo de los meses Bobby pensó en volver al lugar donde escuchó la voz por primera vez. De nuevo en el aseo, se arrodilló y dijo

– “El que me habla, ¿está por ahí?“.

Y la voz comenzó a hablar con él inmediatamente, diciéndole

– “Yo llamé a Richie y te estoy llamando a ti. Tengo para ti una nueva canción. Te voy a dar una nueva canción. Y tú vas a llevar esa canción. Y te voy a usar…“.

Bobby respondió:

– “Si tú eres Dios y yo te sigo, ¿de qué voy a vivir?.”

– “Yo te dije que yo soy todo lo que tú necesitas“.

– “Si tú eres Dios entonces haz un milagro“.

– “¿Qué tú quieres que yo haga?

– “Si tú eres Dios sabes lo que puedo creer y lo que no puede creer. Haz algo que pueda creer.

– “El teléfono va a sonar, ve a donde te inviten y te voy a dar lo que me pides.

Inmediatamente el teléfono sonó. Era Richie invitándole a un culto por la noche, de nuevo en la casa de Esther. Bobby rehusó, pues no quería ninguna relación con ello. Pero la voz volvió y le ordenó:

– “Te dije que vayas a donde te invitan”.

Esta voz fue tan violenta que Bobby se asustó y dejó caer el teléfono.

Por la noche, Bobby volvió a casa de Esther, esta vez acompañado por su mujer, a quien advirtió que no cantase, que no cerrase los ojos, que se mantuviera al margen por miedo a que se le metiera algo…

Esta vez, se sentaron en la última fila.

En la iglesia

Un hombre ciego entró, era el predicador. Y con voz de trueno comenzó su sermón.

– “¡Hermanos! ¡Que el Señor les bendiga! Los paralíticos se van a levantar y a van a correr. Los sordos van a oír y los ciegos van a ver”.

Ante estas palabras, Bobby pensaba que el predicador iba a comenzar a decir que veía, pero él no iba a creerlo.

Entonces el predicador se giró, y señalando con el dedo hacia Bobby, le dijo:

-“Usted está equivocado. Dios sí sana ciegos. Yo no nací ciego, lo que pasa es que yo soy un cantante de salsa. Dios me llamó. Y me dijo que quería que yo le sirviera. Y yo le dije si yo te sirvo de qué voy a vivir. Y él me dijo Yo soy todo lo que tú necesitas. Y yo le dije, bueno yo te voy a servir después de ser famoso. Y Dios me dejó ciego por mi desobediencia. pero créalo. Dios sana a los ciegos”.

Bobby tuvo entonces la impresión de que el ciego podía ser un extraterrestre. Pues él sólo lo había pensado. Y fue señalado sin ninguna duda de que se trataba de él. Y empezó a pensar hasta cosas buenas del predicador.

El ciego comenzó a hablar, pero Bobby no entendía… el predicador hablaba acerca de la sangre, en la sangre, lávate en la sangre… lo que hacía temer aún más a Bobby dónde se había metido…

Cuando el ciego acabó de predicar, dijo que Dios iba a sanar la dentadura, y todos los que tenían caries comenzaron a pasar por el altar. La esposa de Bobby se puso en pie lo que hizo pensar a Bobby que se iban a ir, pero no, su esposa comenzó a caminar hacia el altar.

Bobby agarró a su mujer del brazo y le preguntó dónde iba, a lo que la mujer le respondió que a curarse las caries, pues sufría hemorragias y los dentistas no querían tratarle por lo complicado de su caso.

Bobby le pidió que se sentará, que el ciego tenía telepatía… Bobby estaba temeroso incluso de que se llevasen a su mujer.

La curación

Después el ciego pidió que si alguien había sentido el milagro en la dentadura diera un paso al frente.

Tras el momento de la sanación, Esther salió y dijo que no se fuera nadie, que había algo para comer y beber tras el servicio.

Esther pidió a Bobby que se quedara a tomar algo pero Bobby no quería. Para marcharse dijo como excusa que tenía un compromiso, algo que su mujer desmintió. Tras esto, la mujer de Bobby, se fue con Esther por un café. Algo que enfureció a Bobby… quien se quedó allí… esperando a su mujer y pensando qué iba a hacer cuándo saliera…

Entonces una niña como de 9 años empezó a llorar porque algo le dolía en la boca. Todos la rodearon y Bobby esperó hasta que la dejaron sola de nuevo para acercarse y pedir a la niña que le enseñara la boca. Y pudo ver una cruz de plata en su muela.

Bobby entonces comenzó a preguntar a la niña si su mamá le había llevado al dentista los días de antes. El dentista le había puesto eso en la muela y así podría seguir la historia del predicador. Pero la niña reaccionó llamando a su madre y diciéndole que Bobby le estaba diciendo que le habían llevado al dentista. Lo que llenó a Bobby de vergüenza.

En ese momento una mujer se desmayó… Bobby pensó que había muerto, y quería salir cuanto antes de allí, pues en Puerto Rico, si alguien fallece, hasta que el fiscal no llega nadie puede abandonar el lugar.

Inmediatamente otra anciana se desmayó y la gente allí congregada comenzó a decir que era un milagro. Esto llamó la atención de Bobby, que se acercó a ver… y pudo ver cómo también tenían cruces de plata en las muelas, como la niña.

Bobby pensó que Richie se había conchabado con esta gente para engañarle.

Su mujer le dijo que allí nadie le prestaba atención ni sabía quién era él, y lo que estaba sucediendo eran milagros verdaderos.

Entonces le pidió a su esposa que le enseñara las muelas, a ver si tenía también la cruz plateada. A lo que la mujer le respondió que no la tenía, porque no había permitido al ciego orar por ella.

Bobby llevó entonces a su mujer junto al ciego para que orase por ella, y si no pasaba nada, le amenazó con arrancarle la cabeza, a lo que el ciego respondió que no le temía ni a Bobby ni nadie como él.

Finalmente, el predicador, frente al altar, rezó por la mujer de Bobby diciendo:

– “Padre, ponle oro, plata o marfil“.

Entonces la esposa de Bobby cayó inmediatamente al suelo inconsciente, sin moverse y se puso azul.

– “Ciego, me mataste a la mujer”.

Pero el ciego le dijo, no, Dios está obrando.

– “Eres ciego y no la ves, pero se murió”.

Una mujer llamada Olga le dijo a Bobby:

– “Mira, le están cambiando los dientes”.

En ese momento la mujer de Bobby lanzó un buche de saliva amarilla y maloliente… y sus dientes quedaron blancos y brillantes, sin rastro de los daños causados por el tabaco. Y en cada caries un destelló de luz salía hacia el frente y se endurecía… creando esas cruces plateadas…

Y ahí fue donde Bobby sintió otro pensamiento desde lo más profundo de su ser… ¡Dios es real!. Bobby se sentía ahora asustado, avergonzado… fue cuando Bobby cayó sobre sus rodillas, gritando…

– “¡Perdóname! Perdóname! !Yo no sabía¡ !Yo no sabía!”.

Mientras todas las ancianas le rodeaban consolándole.

Content not available.
Please allow cookies by clicking Accept on the banner

Lee la historia completa:

La historia de Ricardo Rey y Bobby Cruz, Los Reyes de la Salsa. Contada por Bobby Cruz.

 

La historia de Ricardo Rey y Bobby Cruz, Los Reyes de la Salsa. Contada por Bobby Cruz.II

 

La historia de Ricardo Rey y Bobby Cruz, Los Reyes de la Salsa. Contada por Bobby Cruz.III

 

La historia de Ricardo Rey y Bobby Cruz, Los Reyes de la Salsa. Contada por Bobby Cruz.IIII

 

Lee la versión en inglés:

The story of Ricardo Rey and Bobby Cruz, The Kings of Salsa, by Bobby Cruz.

The story of Ricardo Rey and Bobby Cruz, The Kings of Salsa, by Bobby Cruz II.

The story of Ricardo Rey and Bobby Cruz, The Kings of Salsa, by Bobby Cruz III.

The story of Ricardo Rey and Bobby Cruz, The Kings of Salsa, by Bobby Cruz III.

2 comments

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

* Se requiere casilla de verificación RGPD

*

I agree

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

By continuing to use the site, you agree to the use of cookies. We use cookies for Google Analytics, Google Adsense and Amazon Affiliate Program / Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. Usamos cookies para Google Analytics, Google Adsense, Programa de Afiliados de Amazon. Si continúa utilizando este sitio asumiremos que está de acuerdo more information

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Close